«¡MALDITOS TIMADORES! ¡ACCIÓN, NECESITAMOS ACCIÓN!»

«Campaña ‘Justicia para Mario’. Información para el donante, 7 de octubre, sexto artículo»

Hoy damos un salto en el tiempo y nos vamos a la época en que Mario ya estaba muerto… Cuando decimos en la argumentación de la campaña ‘Justicia para Mario’ que está agotada la vía penal en el caso de Mario Rodríguez y queremos acudir a la vía civil mediante una demanda, es porque hubo un juicio y en ese juicio la sentencia fue absolutoria hacia el timador. Sentencia con la que no estoy de acuerdo en absoluto y que llevo dos meses analizando con el objetivo de preparar una radical crítica a la misma que en su día se publicará. Si os tomáis la molestia de leer la resolución de la Audiencia Provincial de Valencia que aquí os dejo, realizada cuando en su momento el juez pretendía archivar el caso, antes de producirse el juicio en el que el acusado salió absuelto, me comprenderéis más todavía. Y la campaña ‘Justicia para Mario’ necesita ser comprendida para que triunfe, recaudemos el dinero necesario y podamos presentar la demanda civil… No, no estoy loco al pedir justicia. No, no sigo luchando por luchar. No, no iba detrás del dinero al poner la primera demanda contra el timador, como afirma de manera implícita el potencial criminal señor Campoy de la revista Discovery Antisalud. Potencial criminal por lo que defiende y propone a la sociedad en cuanto a tratamientos contra el cáncer se refiere, a través de su medio de desinformación y cada vez que abre su puñetera boca, en relación a estos temas. De «cotarro sanitario» tildó en TeleMadrid a la atención a pacientes oncológicos, asegurando que los tratamientos científicos solamente sirven para alargar la supervivencia, dos o tres meses, de las personas con cáncer (http://www.telemadrid.es/programas/tras-la-pista/virus-disparates-publicados-revista-discoverydsalud-campoy-sida-2-2055414520–20181005023500.html).

¡Campoy, mal bicho! ¡Canalla…! ¡Mal rayo te parta! A ti y a todos los potenciales criminales como tú que con vuestras desinformaciones llenáis de mierda las cabezas de las personas.

Ayuda, necesito ayuda en la campaña ‘Justicia para Mario’, que es ayudar a meter mano a los timadores y a las personas que los amparan. Colabora, por favor, entra a la campaña ‘Justicia para Mario’ y aporta tu granito de arena.

RESOLUCIÓN AUDIENCIA PROVINCIAL

En Valencia, a 19 de enero de 2017

Diligencias Previas Nº 000151/2015 Del JUZGADO DE INSTRUCCIÓN Nº 7 DE VALENCIA

ROLLO DE APELACIÓN: Apelación Autos Instrucción 001986/2016-ARI

Apelante: JULIAN RODRIGUEZ GINER. Procurador: D. ANTONIO BLASCO ALABADI. Abogado: D. JORGE FUSET DOMINGO.

Apelado/s: JOSE RAMÓN LLORENTE LOPEZ. Abogado: D. ERNESTO COLLELL DOMINGO.

Apelado/s: MINISTERIO FISCAL Rollo apelación resolución intermedia Nº 1986-16

AUTO Nº 97/17

ILMAS. SEÑORAS PRESIDENTA: Dª BEATRIZ GODED HERRERO MAGISTRADAS: Dª ISABEL SIFRES SOLANES D. JOSÉ LUIS RUBIDO DE LA TORRE

HECHOS

PRIMERO.- Consta recurso de apelación interpuesto por la representación de JULIAN RODRIGUEZ GINER, contra el auto dictado con fecha 21/10/2016 por el Juzgado de Instrucción Nº 7 DE VALENCIA en las Diligencias Previas Nº 000151/2015, en el que se confirma el auto de 05/09/2016 en el que acuerda el sobreseimiento provisional y archivo de las diligencias.

SEGUNDO.- Ha sido ponente la Ilma. Sra. Dª ISABEL SIFRES SOLANES. RAZONAMIENTOS JURÍDICOS

PRIMERO.-Que procede la estimación del recurso de apelación interpuesto y la revocación de la resolución recurrida en la que se acuerda el sobreseimiento provisional de las actuaciones, ya que el examen de las mismas impone que el recurso interpuesto prospere. En primer lugar, hay que afirmar que en el auto que dictamos el 4.2.2016, en el rollo de recurso nº 696-15, disponíamos que se practicaran diligencias, particularmente, las declaraciones de los amigos de MARIO RODRIGUEZ RUBIO, «para tratar de precisar la relación de la intervención intrusa de JOSE RAMÓN LLORENTE LOPEZ y su decisión (la de MARIO RODRIGUEZ RUBIO) de abandonar la quimioterapia», y precisamente resulta que se ha confirmado dicho dato. En efecto, en las declaraciones practicadas, amigos y conocidos refieren, entre otras cosas, que MARIO les decía que el investigado JOSE RAMÓN LLORENTE LOPEZ le dijo que el tratamiento médico oficial no le iba a funcionar, que siguiera el suyo, y que le mandaba “pastillas de brocolí”. Por ello sorprende la decisión del instructor, sobre todo cuando está carente de motivación expresa suficiente. Hay que tener en cuenta, también, el conjunto de declaraciones y documentación detalladamente desgranada en el recurso de apelación que analizamos, destacando, sin ir más lejos, la declaración de la hematóloga, dra. CARMEN MARÍA BENET CAMPOS, a quien MARIO le dijo que su médico naturista le iba a ajustar la medicación. Pero, en segundo lugar, también sorprende a este Tribunal la decisión del instructor, al contradecir lo ya resuelto en firme por este mismo Tribunal(con otra composición), en el auto que dictamos el 4.2.2016, en el rollo nº 696-15. En dicho auto decíamos que debían practicarse más diligencias, pero además añadíamos que «en todo caso, procederá tras ello continuar el procedimiento, como mínimo, por un delito de intrusismo del art. 403 del Código Penal, en el que se dispone: “El que ejerciere actos propios de una profesión sin poseer el correspondiente título académico expedido o reconocido en España de acuerdo con la legislación vigente, incurrirá en la pena de multa de seis a doce meses. Si la actividad profesional desarrollada exigiere un título oficial que acredite la capacitación necesaria y habilite legalmente para su ejercicio, y no se estuviere en posesión de dicho título, se impondrá la pena de multa de tres a cinco meses. Si el culpable, además, se atribuyese públicamente la cualidad de profesional amparada por el título referido, se le impondrá la pena de prisión de seis meses a dos años.”» Por tanto, el instructor, que se limita a opinar sin fundamentar, que la actividad del investigado es lícita por ser de homeopatía, debió atenerse a lo ya resuelto por este Tribunal y acordar la transformación a procedimiento abreviado si ya no tenía más diligencias a practicar. No se entiende la contravención de lo resuelto ya por este Tribunal. Nos remitimos nuevamente a la STS,Sala Segunda, nº407/2005 de 23 Mar. 2005, rec. 2301/2003en la que se declara que no es de recibo “la alegación de que se trata de medicina alternativa, situada extramuros de la medicina convencional que se enseña en las Universidades” y que «… si el que ejecuta cualquiera de estas técnicas (de la supuesta medicina alternativa), antes de aplicarlas, practica exploraciones o reconocimientos clínicos, diagnóstico,pronóstico y decide una terapia determinada está incidiendo las funciones de la Medicina…», incurriendo su conducta en el art. 321 del CP de 1973 (LA LEY 1247/1973), equivalente al actual 403.1º CP (…) En este escenario, es irrelevante que el recurrente no se arrogase el título de médico –de hacerlo hubiera incurrido en la figura agravada del art. 403.2º–, o que los pacientes supieran que no era médico o en el sentido académico del término. Lo relevante penalmente es la actuación de una praxis propia de un médico aunque no se atribuye a tal condición ni hubiera engaño al respecto entre los pacientes». En esa misma sentencia se hacía referencia a una sumisa aceptación de un tratamiento acientífico y arbitrario que suponía un consentimiento claramente viciado por la confianza que les transmitía el supuesto “médico”, y se concluía en la concurrencia de todos los elementos del delito de intrusismo. En el caso de autos, se ha acreditado, al menos a los fines de continuar el procedimiento, que JOSE RAMÓN LLORENTE LOPEZ se presentaba públicamente como médico, aunque con el adjetivo de naturistaa continuación, le prescribía a MARIO RODRIGUEZ RUBIO un “tratamiento” que decía ser contra el cáncer, que interfería en su recuperación, por llevar algunos elementos contraproducentes, como hongos o alcohol, o imponía su autorización y visto bueno a los pasos del tratamiento médico auténtico que precisaba MARIO RODRIGUEZ RUBIO por su leucemia, pautándole personalmente el programa de su tratamiento, ajustándole la medicación. No hay duda: el investigado desplegó una praxis propia de un médico, sin serlo. En el tantas veces citado auto de este Tribunal, hacíamos referencia a la documentación aportada a las actuaciones, en la que JOSE RAMÓN LLORENTE LOPEZ figura como “experto en medicina que aborda el cáncer” (folio 16 y 18), apareciendo en los vídeos adjuntados hablando con terminología de apariencia médica del cáncer, de su más ventajoso tratamiento con vitaminas, frente a la quimioterapia, e incluso en uno de ellos aparece en un despacho junto a un logo “Hospital Aquarius”, dando la apariencia de que efectivamente, el que se presenta actuando como médico, en un establecimiento que se califica de “hospital”, lo es, pero, sin embargo, JOSE RAMÓN LLORENTE LOPEZ carece de título de médico. Todo ello representa, sin ninguna duda, actos propios de médico, y en definitiva, del intrusismo profesional penalmente relevante, con infracción no sólo de la legalidad administrativa, sino con atentado grave contra la salud pública, en general, y daño irreversible al joven MARIO RODRIGUEZ RUBIO, en particular. El investigado, entiende este Tribunal, debe responder por sus actos presuntamente delictivos, en un juicio oral y público, representando, desde luego, un desacierto total el auto recurrido, en cuanto hace que el investigado se sienta legitimado judicialmente para proseguir con tan peligrosaactividad. Procede pues la revocación del sobreseimiento y la continuación del trámite, dictándose el correspondiente auto de transformación a procedimiento abreviado contra JOSE RAMÓN LLORENTE LOPEZ, con todos los debidos requisitos legales.

Vistos los artículos citados y demás de general y pertinente aplicación.

DISPONEMOS:

Que estimando el recurso de apelación interpuesto por la representación de JULIAN RODRIGUEZ GINER, contra el auto dictado con fecha 21/10/2016 por el Juzgado de Instrucción Nº 7 DE VALENCIA en las Diligencias Previas Nº 000151/2015, debemos REVOCAR Y REVOCAMOS dicha resolución en cuanto confirma el auto de 05/09/2016 en el que acuerda el sobreseimiento provisional y archivo de las diligencias, y EN SU LUGAR SE ACUERDA que procede la continuación del trámite en los términos más arriba especificados, dictándose auto de transformación a procedimiento abreviado contra JOSE RAMÓN LLORENTE LOPEZ, declarando de oficio las costas de esta alzada.

Notifíquese la presente resolución al Ministerio Fiscal, demás partes personadas, y a quienes tuvieran un interés legítimo o pudiera causar perjuicios, aunque no se hayan mostrado parte en la causa.

Contra la presente resolución no cabe recurso alguno.

Así lo acordaron y firman los señores magistrados anotados al margen.

Please follow and like us:

Deja un comentario

Tu email nunca se publicará.