«Campaña “Justicia para Mario”. Información para el donante, 7 de septiembre del 2018, primer artículo»

A partir de ahora y hasta que finalice la campaña de micromecenazgo «Justicia para Mario», iré publicando de manera periódica en este página web diferentes artículos para que conozcas todos los detalles que nos llevan a iniciar esta acción, que como objetivo final tiene el recaudar el dinero necesario para presentar una demanda civil contra un timador, experto en falsas terapias. En esta primera información os voy a transmitir una idea general de todo el proceso, que en próximos capítulos iré describiendo minuciosamente.

Comencemos.

En el 2013 le diagnosticaron a mi hijo Mario una leucemia. Comenzó por aplicarse el tratamiento que le propusieron en el hospital Arnau de Vilanova de Valencia. A las pocas semanas Mario se dejó la terapia hospitalaria, entre otras razones, por lo siguiente:

  1. El hecho de tener una madre que, aunque lo quería y mucho, era amante de las mal llamadas terapias alternativas.
  2. La intrusión de un timador que se nos presentó como médico naturista.
  3. El miedo que Mario adquirió hacia la quimioterapia, tras la primera fase de esta, incentivado por determinadas personas.

Mario murió y yo, su padre, me convertí en la segunda víctima, mi vida cambió para siempre de manera definitiva. Me puse a investigar, descubrí algo que desconocía: la diferencia que existe entre terapia y pseudoterapia, entre ciencia y pseudociencia.

Al ser consciente del engaño al que había sido sometido mi hijo, tomé la decisión de contratar unos abogados y denunciar lo ocurrido y en concreto al timador al que antes me referí. No quiero incluir su nombre en este testimonio, el embaucador podría utilizarlo para presentar una querella, y ahora mismo debemos de estar centrados en el ataque y no en la defensa. Pero sí irá, su nombre y apellidos, en la demanda que vamos a presentar con vuestra ayuda.

Después de mucha lucha, que poco a poco también os iré relatando durante la campaña y gracias a la demanda penal que interpuse en su momento contra el timador, conseguimos sentarlo en el banquillo, pero el supuesto terapeuta negó los hechos, que el juez interpretó equivocadamente bajo mi punto de vista. También os iré detallando esto en su momento, cuando en otras publicaciones contraargumente algunas partes de la sentencia, que fue absolutoria a pesar de los testigos y testimonios y de las diferentes resoluciones de la Audiencia Provincial de Valencia, de las que también tendréis próximamente información.

No estando de acuerdo con la citada sentencia quiero interponer una demanda civil exigiendo daños y perjuicios: que se reconozca el daño hecho a mi hijo y a mí mismo, y que se evite en lo posible que otras personas enfermas puedan acabar siendo víctimas de falsas esperanzas, engañosas, de este timador que continúa actuando y recibiendo a pacientes sin tener la capacitación sanitaria necesaria para hacerlo.
¡La campaña de donaciones ha comenzado, este es el momento de apoyarnos!¡Gracias!¡Adelante!

Please follow and like us:

4 comentarios

Ir al formulario de comentarios

  1. Vaya mierda de artículo. Todo por la pasta. En fin!!

    1. Calla, imbécil.

      • Adoquin en 5 octubre, 2018 a las 14:17
      • Responder

      Sin duda alguna es el nuevo paez……

    • Que mas da en 24 septiembre, 2018 a las 16:40
    • Responder

    Nicolas tu comentario debajo del artículo deja claro que eres una mierda de persona, independientemente de si te gusta o no el artículo, deberías de guardar algo de respeto por los motivos que han llevado al autor a escribirlo.
    Puede que solo seas un imbécil claro, un imbécil que no comprende que el dinero que se obtenga a través de esta campaña difícilmente cubrirá los gastos judiciales del autor, toda tu falta de sensibilidad porque eres estúpido, en fin.

Deja un comentario

Tu email nunca se publicará.